Blog de reflexionesalazar

Borré mi cuenta de Facebook... Razón #3

Escrito por reflexionesalazar 16-04-2018 en Opinión. Comentarios (0)

Razón #3

Reacciones incongruentes: Esta razón es muy graciosa y peligrosa a la vez. Analizando el comportamiento de la gente en Facebook me di cuenta que las personas reaccionan a las publicaciones por diferentes motivos fuera de las opciones que esta red social nos ofrece.

Me explico, un “me gusta” puede significar muchísimas cosas diferentes a: “me gusta esta publicación en específico” como:

Me gusta = te quiero

Me gusta = me gustas

Me gusta = te apoyo

Me gusta = hola, te acuerdas de mí?

Me gusta = me estoy dando por enterado de esto

Me gusta = no me gusta pero si no “reacciono” tendré problemas

Me gusta = no me gusta pero si no “reacciono” la gente podría pensar que soy envidioso

Me gusta = me caes bien

Me gusta = espero que también reacciones a mis publicaciones.

Me gusta = puede que después necesite un favor tuyo y espero que recuerdes esto

Me gusta = es mi deber moral que me guste, etc

De esta forma a veces nos vemos obligados a reaccionar ante publicaciones que realmente no nos gustan pero que vienen de una persona por la que sentimos empatía o que la sociedad nos obliga a tener lazos. También reaccionamos como una forma de complacencia, de conveniencia y de miedo a las repercusiones.


Borré mi cuenta de Facebook... Razón #2

Escrito por reflexionesalazar 16-04-2018 en Opinión. Comentarios (0)

Razón #2

Malos entendidos: En el Facebook se crean constantes malos entendidos por cualquier tipo de acción que realicemos, y es que cualquier acción u omisión puede ser considerada una ofensa o un comportamiento ingrato, irracional, ignorante, pedante, etc.

Somos seres humanos, en mi caso particular una adulta, sin embargo puedo notar y también admitir que ciertas reacciones o falta de reacciones me han llegado a herir en diferentes grados y pienso a partir de esto que he herido a otras personas de forma inconsciente o consciente en el uso diario de esta red social.

Ejemplo: si cumplimos años y esta red social se encarga de notificar a todo el mundo, no debería haber una razón para que las personas que consideramos cercanas y especiales en nuestra vida no se den por enteradas y nos feliciten. Sobre todo si las vemos conectadas al chat ese día, simplemente no hay excusa. Omitir felicitarnos es una falta grave, es sinónimo de menosprecio. Incluso podemos llegar a pensar que esa persona está enojada o que es algún tipo de venganza.

A mi edad dejé de darle tanta importancia a este tema, sobre todo tomando en cuenta que felicitar por el cumpleaños a las personas en Facebook se ha vuelto rutinario y mecánico. Pero conozco el caso de personas que han llegado a eliminar amistades por cometer dicha falta. Antes de Facebook nadie estaba obligado a felicitar por el cumpleaños, ahora todo el mundo está enterado y el que no nos felicita no nos quiere o no le importamos tanto…

Sin darnos cuenta podemos empezar a crear mini-resentimientos hacia las personas, porque nunca reaccionan a nuestras publicaciones, nunca nos escriben, nunca nos comentan, nunca interactúan en redes y nosotros no soportamos sentirnos menos, ser menos que nadie. Este resentimiento se alimenta si vemos que esas personas sí son activas en redes. Puede ser que esta razón suene exagerada pero realmente no conocemos el grado de sensibilidad de las otras personas, herimos y nos hieren y muchas veces no nos damos cuenta: malentendidos.


Borré mi cuenta de Facebook... Razón #1

Escrito por reflexionesalazar 16-04-2018 en Redes sociales. Comentarios (0)

Razón #1:

En Facebook todos tenemos una “segunda vida”, una imagen construida por nosotros mismos que se alimenta de fotos, estados, opiniones y publicaciones en general... donde aparentamos (la mayoría del tiempo) que somos una persona feliz, exitosa y con mucha suerte.

En definitiva el Facebook no corresponde a la vida real pero sin darnos cuenta estamos asimilando esta información que vemos diariamente como cierta y nos formamos ideas erróneas de la gente así como de sus estilos de vida.

Historia real: Una “amistad de Facebook” se casó hace unos cuantos años, desde hace un par de años recuperó el contacto de un amor del pasado y lo estuvo frecuentando. A pesar de no haber sido infiel a su esposo me contaba en confianza que estaba confundida y que su relación marital se venía al suelo, ya le había pedido el divorcio a su esposo y todo indicaba que era el fin de dicha relación. No se divorció por esta razón y pasó el tiempo… luego me contó que estaba teniendo problemas con su esposo otra vez pero por otras causas y que seguramente se iba a divorciar. No se divorció, actualmente sigue con la misma pareja.

La misma historia en Facebook: Una pareja feliz: salen juntos, viajan juntos, ya han celebrado varios aniversarios, sus fotos de pareja son envidiables, Dios es el centro de su relación, etc…

El anterior es un ejemplo que puede parecer sumamente inofensivo. Pero qué pasa con las personas que no conocen la historia real y sólo ven el “lado feliz” de la pareja. Yo creo que es inevitable empezar a tener sentimientos a raíz de las publicaciones que las demás personas hacen, y dichos sentimientos pueden ir desde algo positivo como lo es la felicidad, la empatía hasta algo sumamente negativo como la tristeza, el enojo, la envidia, etc… Empezar a preguntarse: ¿Por qué yo no tengo lo mismo que x?, ¿Por qué yo no hago lo mismo que x? ¿Por qué los demás tienen, hacen o simplemente son felices y yo no?.. Desde este punto de vista creo firmemente que el Facebook nos enferma, nos desinforma y nos llena la cabeza de irrealidad. El Facebook no lo hace, lo hacemos las personas pero el Facebook es el medio promotor de dicha situación.


Borré mi cuenta de Facebook...

Escrito por reflexionesalazar 16-04-2018 en Redes sociales. Comentarios (0)

Borré mi cuenta de Facebook…

Hace poco decidí borrar mi cuenta de Facebook, fueron varias las razones que me motivaron a tomar esta decisión que aunque pueda parecer algo simple y sin importancia, para mí en realidad tiene bastante peso.

Mi disconformidad con esta red social empezó hace tiempo, empecé aplicando la opción de “dejar de seguir” a ciertos usuarios cuyo contenido no me gustaba o me resultaba molesto. Posteriormente borré bastantes amistades y por último cerré la cuenta.

Voy a exponer algunas de las razones que me hicieron tomar esa decisión y a contar algunas historias relacionadas con el Facebook y su uso… desde mi perspectiva.